Nils y el dragón de la botella

Nils y el dragón de la botella

Nils y el dragón de la botella

Nils pasaba de un cuarto al otro llevando una cantidad de objeto indescifrables, botellas de cristal, comida para gatos, agua embotellada, una cuchara, escoba, una copa de cristal, medio chocolate….

Cuando al caer la noche finalmente había terminado, o al menos eso parecía; se asomó al balcón, echó una última mirada al cielo y se fue a su cama, no a dormir sino a esperar…ya a altas horas cuando el cielo estaba negro y titilaban las estrellas, el pequeño niño dormía y en ese instante una luz primero amarilla y morada salía del cajón de su pequeña mesa de trabajo.

Nils un tanto somnoliento se talló los ojos y después de un gran bostezo se dirigió al cajón, lo abrió cuidadosamente y poco a poco se asomó un andén con un pequeño dragón cuenta cuentos, finalmente había llegado, finalmente lo acompañaría en las noches para contarle alguna historia….el pequeño dragón se deslizó directamente en la botella que le había preparado como nuevo hogar, donde empezarían las más maravillosas aventuras…

¿Sabes cuál fue la primera?

 

 

giovanna

One thought on “Nils y el dragón de la botella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *