Naranja, canicas, fugaz

 

Miguel no recordaba desde hacía cuanto le habían regalado el telescopio, pero lo que sí sabía era que había sido un súper regalo, aunque era de esos viejos artefactos, tenía varios botones que quién sabe para que funcionaban, y desde hacía un par de días, podía viajar en el espacio, no sabía exactamente si era sueño o realidad pero le encantaba….

Al principio, tímidamente veía por una rendija, era genial ver un planeta del color de una naranja que giraba y a su paso dejaba una estela del mismo color….luego si ponías atención se veían a lo lejos unas canicas de colores que no era otra cosa más que más planetas o estrellas que se reunían como si fuera una tertulia, pero lo mejor de todo era quedarse quieto, aguantar la respiración hacer un deseo y mirar perplejos la belleza de una estrella fugaz

 

 

Nota:

150 palabras es una entrega dominical, creada por Marta, (DiarioDeAlgoEspecial) de una microhistoria o microrrelato, tres palabras de inicio, y habrá que crear un cuento con ellas ¡de 150 palabras!

Para conocer como nació esta idea de 150 palabras y las reglas, puedes hacer click aquí.

Share This:

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar