Viajes largos durante el día en avión (algunas recomendaciones)

Pues ya pasamos a la etapa de 2 y 4 años, y es aquí cuando se empieza a complicar la cosa pues:

  1. Ya pagan asiento
  2. Hay que pedirles su “comida para niños” (nueva modalidad)
  3. Son mucho más inquietos (por lo menos el de dos años)
  4. Si el viaje es largo en el día, no duermen y están cansados ¡Pésima combinación!

 

Nosotros volamos con la compañía KLM, pues hasta ahora nos ha resultado; en esta ocasión cambiaron algunos detalles, pero nada de lo que uno no pueda sobrevivir, por ejemplo que hay que pedir desde antes la comida para los niños, sino les dan el plato como a cualquier persona, en lo personal mis hijos prefieren comer lo mismo que nosotros y eso de los nuggets y hamburguesas ni lo toca; que aparentemente es lo que comen los niños.

 

El problema mayor desde mi punto de vista fue que como los niños se consideran “grandes” por pagar su asiento y aunado a todos los controles por las amenazas terroristas, no es fácil llevar líquidos; nosotros corrimos con suerte pues nos dejaron pasar todo, y cuando hablo de todo fueron jugos, agua al tiempo y leches en tetra pak individuales; pero eso no quiere decir que de regreso lo permitan, así que hay que estar preparados para un plan “B” y lo mejor es hablar a la compañía.

 

La mayor de 4 años, aun cansada obedece la mayoría de las veces y te sabe decir que quiere o bien simplemente se acomoda y se duerme, también se entretiene con las películas por lo que es menos estresante salir con ella, aunque ya al final del viaje todos estamos desesperados por llegar a tierra firme, y eso ni con varita mágica lo podemos arreglar.

 

En cambio el pequeño de 2 años es otro cuento; primero estaba súper feliz de subirse al avión, y claro toda la experiencia de estar recorriendo el aeropuerto con SU maleta y SUS cosas como niño grande.

 

Hacemos una escala y un par de horas más tarde tomamos el “avión grande”; en esta etapa todo fue de maravilla, el problema fue ya en el segundo avión pues estaba cansado, desmañanado y en esos momentos es cuando simplemente no quiere abrocharse el cinturón de seguridad y grita como si lo estuvieran despellejando. Ufff ese sudor frío que todas ya nos lo conocemos, empieza a hacerse rutina para este momento. La verdad tanto la tripulación como los pasajeros trataron de ayudar sin invadirnos y prácticamente el único problema fue ya por llegar que ahí si no hubo manera de que dejara de gritar (lo siento por los vecinos).

 

¿pero que podemos hacer para que el viaje no se haga más largo y tedioso de lo que ya es?

 

Nosotros les compramos a cada uno su maleta como lo he mencionado antes, así que cada uno puso lo que quiso, la mayor solo llevó su bebé y un par de libros, el menor solo quería jugar así que le puse unos libros y claro pañales, ropa de cambio, pan, leches, jugo, mamilas, suéter y unos “por si acaso”, lo mismo para Laïyna unos cuantos (pero menos) “por si acaso” y si llegábamos a alguna crisis unos dulces que guardé en mi bolsa para casos de emergencia, ya que generalmente no comen así que se están tranquilos y contentos como si estuvieran en alguna fiesta. También tenemos una carriola que pesa 3 kilos y la podemos llevar como mochila así si están demasiado cansados por lo menos uno va en carriola. Entonces con dos maletas rodantes y una carriola la verdad es suficiente para nosotros por lo menos y tratando de ir lo menos cargados.

La tableta ya no la usamos, pues en viajes anteriores nada más la llevábamos de paseo y simplemente estorba.

 

Los dos vieron algunas películas, comieron de todo un poco, y la leche hizo el resto para calmarlos y arrullarlos más tarde.

 

Como anteriormente he dicho prevean algunos juguetes que se puedan perder, algunos libros si es que les gusta, pero sobre todo cambios de ropa desde invierno hasta primavera pues uno nunca sabe como nos va a tocar la temperatura del avión y muchas veces es glacial aunque apaguemos el “clima” y otras tantas hace un calor endemoniado si es que te hacen esperar mucho antes de salir o llegar.

 

¿La bienvenida? Uffff parecía fiesta nacional, nosotros los papás con un buen peso fuera y los abuelos volaban de felicidad, los niños felices de la recibida haciendo que el larguísimo viaje quedara atrás, y claro tratar de disfrutar al máximo al buen padre que solo nos acompañó unos días para ayudarme con los niños ¿no es un amor?

 

¿Tienen alguna sugerencia? ¿cuál ha sido su experiencia?

 

Gracias por compartir

Share This:

Agosto 1, 2017

Viajes largos durante el día en avión

Viajes largos durante el día en avión (algunas recomendaciones) Pues ya pasamos a la etapa de 2 y 4 años, y es aquí cuando se empieza a complicar la cosa pues: Ya pagan asiento Hay que pedirles su “comida para niños” (nueva modalidad) Son mucho más inquietos (por lo menos […]
Junio 30, 2017

Fin de clases y vacaciones en familia

Pues sí, un año más pasó, pero este no fue un final como cualquiera pues Marek el más pequeño dejó la guardería para alcanzar a su hermana en la escuela, a penas puedo escribirlo, no sé en qué momento pasó todo esto; ya no es un bebé y creo que […]
Octubre 17, 2016

Viajes largos con niños (0-3 años)

Estamos de regreso tratando de tomar nuevamente el ritmo de la fiesta de las cosas….pero primero, lo primero, las vacaciones y el viaje con los niños de este año.   Tratamos de visitar a la familia una vez al año; es un viaje pesado para uno, y no se diga […]