Pues en pocas palabras sí, un graaaaan sí, en realidad fueron los 90 años de mi abuela y yo necesitaba un espacio y descanso de tantos achaques se habían acumulado con mi enfermedad, fueron dos semanas que se convirtieron en tres…..Ir a tierra Santa, a la casa, mi casa fue como regresar a los 17, así como la canción, fue un abismo de recuerdos entre toda la familia reunida, mi abuela que no esperaba mi llegada y pasar ese tiempo juntos como cuando tenía 5 años jugando con mis primos que hacía años no veía….

¿El Jet Lag? Creo que ese siempre está presente cuando una se convierte en madre, y el estar contando las horas que se hacen eternas para poder ver y escuchar a los hijos que por primera vez dejaba tanto tiempo, esperar las horas para ver a mi esposo como cuando nos conocimos….hace ya 11 años por Internet.

 

Para algunos fue un ¿se tomó tan pronto unas vacaciones de la familia? Siempre alguien tiene algo amable que decir y parece que en el momento en que nos volvemos madres ya no tenemos derecho a nada, pero mejor oídos sordos a ese tipo de comentarios.

En realidad lo necesitaba y era necesario, pude reponerme de alguna manera entre tantos mimos de casa, mi casa materna a la extraño; creo que es un sentimiento de mujer expatriada, querer estar en dos lugares al mismo tiempo. Siempre me pierdo los eventos importantes y menos importantes de mi familia, una conexión por FaceTime no es suficiente para llenar ese hueco que te deja el estar tan lejos de todas partes y sentirte ya a estas alturas un extraño en tu propia tierra.

 

Pero ¿para qué hablar de eso? Mejor les platico de la gran fiesta; nos reunimos alrededor de 80 personas, mis tíos y primos no sabían de mi llegada pero estuve al tanto de tantos detalles que organizaron para el evento, fueron tan meticulosos para cada invitado y sobretodo para la festejada.

Cuando llegué y me vieron, fue una confusión entre ver a mi madre y mi hermana por alguna fracción de segundos; esto antes de que llegara mi abuela que no esperaba ver a toda la familia reunida; cuando llegó la cumpleañera fue un vaivén de emociones mutuas y una alegría tan fuerte que no podría explicar ni con un millón de palabras.

Obviamente todo el mundo preguntó por los niños y mi esposo, desafortunadamente las fechas eran imposibles para la familia completa, pero no quiere decir que no estuvieran ahí de alguna manera, me di cuenta de que la familia seguían el blog y los grandes pasos y anécdotas de mis hijos (por favor pongan like jajajaja) pero su risa y travesura me hicieron falta, y ¿qué decir de cuando empezaron las primeras notas de los mariachis? Solo pude pensar en mi esposo y en cuento le gustaría estar ahí, bailar aunque no es lo suyo y divertirse a la mexicana con múltiples sabores, olores de cocina y música en el aire.

Nos quedamos en Puebla, ciudad natal de mi abuela, y mis primos y yo hicimos el turismo y reímos como cuando teníamos 5 años y nos veíamos todos en casa de los abuelos en Cuernavaca….¿qué si fueron vacaciones? Claro que lo fueron, y mi recuperación pasó a segundo grado aumentando las fuerzas que me faltaban, esa familia que tanto extraño y admiro me llenó de energía, ¡gracias por todo!

 

Regresar a casa, mi casa, con mis papás y hermanos fue realmente un dejavú, salir y avisar que llegaba tarde, ir al cine, hacer una lista detallada de todo el material para la próxima fiesta de mis hijos, disfruté tanto esas compras que en general suelo hacerlas sola en casa por internet. Pasar tiempo con mi hermana, que hacía años no nos poníamos a ver una película y contarnos los chismes de último momento y pasados también, ponernos al día.

Pero aun así, esperaba la hora para despertar a mi esposo y ver aunque fuera por unos minutos a mis hijos; Laïyna la mayor preguntaba si estaba en México por que estaba enferma, a lo que le decía que más bien era para tener todas las cosas para su fiesta de cumpleaños, mientras que Marek no me quería ver y solo asomaba la cabecita por detrás del hombro de su papá….cuando fueron pasando los días empezaron a hacer más preguntas, sobre todo la mayor, ¿qué cuando regresaba? ¿qué por que no la había llevado?….así pasaron los días con una sinfonía de emociones, que me las llevo y traigo de un país al otro….¿qué se puede hacer? Eso es la distancia….

 

Cuando llegué a casa los niños dormían, y no me esperaban…Laïyna por la noche se fue a mi cama y al ver a otra persona además de su papá dentro de la cama, entró en pánico preguntando que quién era….su papá le explicó pero ella no se fió pues no veía mucho en la penumbra de la habitación…decidió quedarse a una distancia de seguridad….

Por la mañana al ver mi cara fue un gran ¡Mamáaaaaaaa! Y las primeras palabras del pequeño fueron ¿Nonno (abuelo), Papá? Pues no me esperaba, aunque al verme simplemente saltó a mis brazos……y bueno qué les puedo decir del recibimiento de mi esposo en el aeropuerto? Como dos amantes que no se habían visto por meses, pues eso parecía….un brinco a sus brazos y miradas curiosas en el aeropuerto con medias sonrisas del encuentro tan esperado….

 

Mamá se fue de vacaciones y sí lo disfruté como era lo esperado, los niños la pasaron bien con muchos más mimos de su papá y abuelo así que me quedaba tranquila….

 

¿Ustedes qué opinan? ¿tenemos derecho a un espacio para nosotras? ¿Es de mala madre “abandonar” a los niños? Parece que todo el mundo puede decir y opinar sobre nuestra vida pero al final nosotras somos responsables de si aceptamos o no las criticas ¿o no lo creen?

 

Gracias por compartir este blog y sus opiniones, estoy feliz de estar de vuelta y seguir con las aventuras de una Mamá Ninja

Share This:

mayo 19, 2017

¿Mamá se fue de vacaciones?

Pues en pocas palabras sí, un graaaaan sí, en realidad fueron los 90 años de mi abuela y yo necesitaba un espacio y descanso de tantos achaques se habían acumulado con mi enfermedad, fueron dos semanas que se convirtieron en tres…..Ir a tierra Santa, a la casa, mi casa fue […]
agosto 25, 2015

La Odisea

¡Vacaciones! ¡Síiiiiii vacaciones!, finalmente llegó el día, ya con maletas preparadas y unos cuantos por si acaso; música, libros, Mumú, libros nuevos, actividades…..el plan perfecto.; sabíamos que sería difícil pero estábamos preparados para la Odisea, finalmente sería por una buena causa y al final del día estaríamos en Tierra Prometida; […]
febrero 19, 2015

Click click click

  Preparándonos para viajar con niños, tema macabro pero como todo en cuestión de niños entra en la diversión y aventuras de unos padres primerizos. Pues hay mucho de que hablar en cuestión de viajes, una de las anécdotas, tantas anécdotas al respecto fue la de hacer el pasaporte para […]