Hay mucho que tengo que platicarles en México, de las largas vacaciones que tuvimos por allá, los niños y yo, desafortunadamente todo va pasando tan rápido y yo entré a trabajar a un supuesto medio tiempo convertido a tiempo completo que bueno no hay tiempo de nada.

 

Esta entrada a la escuela fue una especial ya que el pequeño entró a las grandes ligas, pre-kínder, a un salón solamente de su hermana. Les dejamos cuatro días para que se repusieran del viaje y del jet lag que es bastante pesado, pero aun así estaban con tanta energía que parecían listo para lo que seguí en el calendario.

 

Después de unos días de la partida de la abuela me preguntaron que por qué no los abuelos se venían a vivir a la casa, que sería divertido y así no los extrañarían tanto, esa fue la mayor con un cómplice (el hermano) que simplemente decía “sí” a todo lo que la grande explicaba.

 

El primer día de clases se presentó casi de inmediato para mi sistema todavía no repuesto, el despertador taladró mis oídos y pegué un brinco tratando de entender dónde estaba y que pasaba, rápidamente las neuronas se pusieron de acuerdo y salí corriendo para despertar delicadamente a los niños con mi corazón que batía a mil por hora….Mujer precavida; ya había organizado la noche anterior todo lo que tenían que tener en sus mochilas así como el lunch que les tocaba ese día, ya le había explicado ochenta mil veces al pequeño que entraba a la escuela de los grandes con su hermana, pero creo que no realizaba el hecho.

En esta escuela dependiendo del día de la semana les mandamos un tentempié que consta de fruta, cereal, sándwich y un producto lácteo, los miércoles nada, pues salen temprano (eso es en todas las escuelas) a las 12 termina el día, pero siguiendo con el régimen alimenticio, no solo comen lo que una les manda, pues esto es poco y la comida completa como tal que es alrededor de las doce la comen en la cafetería, es un menú tal cual: entrada, platillo y postre, pero hay veces que cuando veo la lista hay cosas que luego me pregunto cómo se las comen y en casa nada, ni de chiste,…..pero bueno para darles una idea un día iban a comer coles de Bruselas, les juro que ni yo me las como pero bueno como decía mi abuelo “farol de la calle, obscuridad de tu casa”

 

El día pasó, y entre que, hacia algunas cosas, arreglaba otras y deshacía maletas, llegaron los niños con una sonrisa enorme y Laïyna feliz de contar los hechos dijo que su hermano no había comido nada, le pregunte el por qué y simplemente dijo: “se durmió sobre la mesa”, mi chiquitín estaba exhausto, de hecho, esos días durmieron perfectamente bien sin libros extras por contar o canciones al infinito….

Ahora el pequeño, creo que ya no le dejan hacer lo que se antoja y llega a la casa a hacer todo lo que se le ocurre y generalmente son travesuras…también creo que está un poco norteado con los horarios ya que diario pregunta ¿hoy voy a la escuela? Y si está cansado es un ¿voy a casa del abuelo?

 

En la escuela también dividen los días de la semana en actividades, por ejemplo el martes es día de psicomotricidad y ya nos dieron un  calendario de salidas….cosa que hace que se me encoja el corazón, los veo tan pequeños todavía y no dejo de ser una mamá gallina; el año pasado iban a un zoológico abierto que me encanta que está a unos 45 minutos de casa Pairi Daiza, de plano pregunté si podía ir yo jajajajaja me dijeron que con mucho gusto pero mi marido nada más alzaba los ojos y sonreía entre dientes, pro se anuló por mal tiempo, si pasan por estos rumbos es un lugar espectacular, pueden ver algunas cosas en el link de arriba. Supongo que hay cosas que nunca van a cambiar….

 

Por otro día la mayor ya empieza a tener obligaciones, como ir a la biblioteca por un libro y regresarlo la semana siguiente, retener más cosas, más actividades, en fin hay muchos cambios para los dos este año.

 

 

¿Ustedes como manejaron el primer día de clases? ¿de qué manera se organizan si trabajan o no? ¿a sus hijos les gusta ir a la escuela?

 

Gracias por compartir esta página y sus comentarios, haciendo de este blog cada vez más grande.

Share This:

octubre 20, 2017

¡El pequeño entra a la escuela grande!

Hay mucho que tengo que platicarles en México, de las largas vacaciones que tuvimos por allá, los niños y yo, desafortunadamente todo va pasando tan rápido y yo entré a trabajar a un supuesto medio tiempo convertido a tiempo completo que bueno no hay tiempo de nada.   Esta entrada […]
octubre 9, 2017

¡El pequeño entra a la escuela grande!

Hay mucho que tengo que platicarles en México, de las largas vacaciones que tuvimos por allá, los niños y yo, desafortunadamente todo va pasando tan rápido y yo entré a trabajar a un supuesto medio tiempo convertido a tiempo completo que bueno no hay tiempo de nada.   Esta entrada […]