Pues ya era hora, sí, eso de dejar el pañal para el segundo que ya está en la hora o un poquito más….pero para él, el método y un poco de locura en casa desde que empecé a trabajar y claro ¿por qué no? Romperme el coxis en el inter….

 

Afortunadamente en la escuela les van guiando y en casa, aunque lo hemos hecho poco, siguiendo los pasos de como dejar el pañal en unos cuantos pasos con la famosa canción incluida (NO LA OLVIDEN QUE ES DE LO MEJOR) ha sido de maravilla, pues de un día a otro simplemente dijo: “pipí” y como bólido se quitó el body en un nano segundo, se sentó en el “póo” (bacinica) y listo! Bueno es un muy buen comienzo, ya que según las “normas para dejar el pañal” te dicen de hacerlo a su paso, que esperemos a que el pañal por la mañana este seco, o cosas como esas…..Antes, en nuestras épocas o las de nuestros padres, a los 9 meses ya te iban entrenando, pero como todo, también este patrón cambió y ya nadie, o casi nadie lo hace, pues la estabilidad mental del niño, y hablo del niño, es primero; pero la realidad siempre es otra, o por lo menos aquí en Bélgica, que te dicen que “el mejor momento” es que en cuanto dejan la guardería deberían de tener un control casi instalado y los pañales son “por si acaso”. También para nuestra fortuna, la escuela no nos lo exige, pero hacen lo suyo para ayudarlos a dejar pañal y hacer la tarea más fácil en casa; la técnica en la escuela es que después de cada comida, los llevan al baño y como en este momento hay niños entre dos y tres años, también los hay quienes no usan el pañal para nada, así que, si uno dice que quiere ir, le siguen algunos otros y así se va haciendo la cadena. Aunque para serles sincera, mi hijo que ya tiene 2.5, en la guardería lo hacía, sí, así como lo oyen, pero en casa es otra cosa; como diría: “Farol de la calle, oscuridad de tu casa”.

Son etapas importantes, y como no, sí cada ida al baño, solito, es una alegría y un logro para la familia completa y pues con ayuda de la hermana mayor, tiene a quién seguirle el paso y por supuesto no quedarse atrás.

 

Para mí, lo que me funciona es tener un póo en el baño y otro en su cuarto, bueno y tal vez uno en la sala si estamos abajo, los pañales pull ups todavía no los uso, creo que son más incomodos que otra cosa, ya cuando vaya realmente seguramente serán los correctos, pero no por ahora, además de que la noche no lo aguantan es más relajo; así que decidimos usar todavía los pañales tradicionales y en casa unos calzoncillos espesos entrenadores.

 

Con esto de los calzoncillos espesos, no fue lo que imaginaba pues la primera vez que se hizo, en vez de llorar o algo porque estaba mojado, como era de imaginarse, decidió que era mejor saltar en el charquito como si fuera uno de lluvia, ya la segunda vez entendió el sistema, pero esto solo podemos hacerlo los fines de semana y estar detrás, que por el momento no es tan fácil en cuanto a tiempo, pero poco a poco.

¿La canción? Esa sí que ha tenido éxito, pues los dos las cantan y se van felices al baño, así que entre el proceso y las limpiadas de los accidentes no se hace tan pesado pues cantamos y explicamos, pero claro que “señora Paciencia” debe estar presente y hacerte a la idea que serán unos días de limpieza cada bastante; además de que esta parte es para el día, pues para la noche es otra cosa, y si un consejo puedo darles en NUNCA usar los pull ups hasta que por las mañanas casi ya no esté mojado el pañal, pues cambiarán seguramente todos los días las sábanas, y lo primerito al levantarse sentarles en el baño adaptado o el póo.

Les aseguro que, si hacen el “cambio” en unos 3 días seguidos, es mucho más rápido y fácil, tal vez existan unos “accidentes” pero será cada vez más esporádico, el chiste es decidirse y obviamente que nuestro hijo esté listo en el sentido de que no sea un drama sentarlo en el póo, pues que sino hay que utilizar otros artilugios o dejarlo para un poco más tarde.

 

Todos dicen “no tan temprano, no tan tarde” pero nadie te dice que quiere decir eso en cuanto a meses de nuestros hijos, es cuestión de ver, probar, y sino regresar más tarde.

 

Espero les ayude de alguna manera nuestras experiencias con nuestro segundo bebé, sino pueden ver que hicimos con la primera (que es el enlace que se encuentra al principio del texto), que ahí fue de “prueba y error” hasta conseguirlo.

Espero sus comentarios, como siempre es un placer escucharlos y enriquecen este blog, que ha crecido tanto, gracias ustedes, y bueno, si lo comparten es un plus para nosotros.

 

¡Gracias por leerme!

Share This:

diciembre 5, 2017

Método y un poco de locura (para dejar el pañal)

  Pues ya era hora, sí, eso de dejar el pañal para el segundo que ya está en la hora o un poquito más….pero para él, el método y un poco de locura en casa desde que empecé a trabajar y claro ¿por qué no? Romperme el coxis en el […]