La verdad nunca pensé en lo interesante que podía ser esto de la comunicación por signos y utilizar esta herramienta con nuestros hijos.

 

Fue a raíz de haberme topado con el blog de Ruth que me llamó la atención el lenguaje de signos adecuado a nuestros hijos para una comunicación eficaz.

En realidad ya lo hacemos de manera innata, hay un lenguaje corporal universal o en nuestro chip de madres, que permite que nos entendamos con nuestros hijos, claro que nosotras mamás, tenemos casi súper poderes para eso, pero dentro de todo no está de más saber algunos métodos más conscientes y probados para los mismos fines, sobre todo para que la convivencia sea más fácil y sin tantas pataletas por ambas partes.

 

A raíz de que podemos entendernos con los pequeños y sobre todo que ellos se hacen entender (un logro más, y eso les encanta), hace que las frustraciones sean menores en este proceso de aprendizaje llamado lenguaje, el mismo que es complicado y en el tiempo que les toma adoptarlo correctamente no siempre es fácil comprenderlos.

 

En nuestro caso terminamos mostrando un sin fin de objetos hasta dar con el correcto, sacar todas las cosas de la alacena hasta saber que es lo que quiere comer nuestro hijo, vestirse, jugar, leer un cuento….todas estas actividades conllevan a una manera de comunicación, que en ocasiones no llegamos a entender correctamente y si de paso hay cansancio de por medio se traduce en berrinche, incomprensión y un sin saber de dónde viene todo eso ni que hacer.

 

Lo que propone Ruth en su curso y en su blog es que con una base sencilla de signos (adecuados a nuestra manera de vivir las cosas) y sobre todo que podamos darnos a entender con nuestros hijos, que esta base de signos sean acorde a nuestra cultura, esto es muy importante, que los modifiquemos de manera que sea adaptada para nuestra familia, que sea parte de una rutina, de un estilo de vida y sobre todo paciencia para todos los pasos y procesos.

 

Nos hablaba de algo básico como el signo de “comer”, que no es lo mismo para un asiático que para un latino, no sirve de nada enseñar un signo que represente las ciencias si nuestro hijo tiene 1 año, en fin mil ejemplos solo para decir que hay que adaptarnos al momento de nuestros niños, tampoco es un estudio estricto, simplemente utilizar este lenguaje como una herramienta, podremos inventar alguno propio, nuestros hijos lo harán seguramente más tarde, todo esto es parte del juego y hay que disfrutarlo.

 

Les recomiendo ampliamente que se den una vuelta en su blog, y vean los videos, un poco como juego, un poco por aprender una cosa nueva, para mi ha sido un descubrimiento genial para practicar con mis hijos entre risas y aventuras, más allá de la imaginación de esta familia.

 

¿ustedes qué opinan? ¿implementan algún tipo de lenguaje de signos con sus hijos? ¿Les ha funcionado?

 

 

 

Share This:

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz