Como les he contado, mis hijos de dos años de diferencia han hecho de su cuarto toda una aventura; se les puede hablar de barcos, princesas y un montón de cosas, no saben cómo me gustaría grabarlos en la noche. Claro que hay veces que, en vez de dormir a buena hora, después de dos cuentos, dos canciones y lo que se les ocurra, pueden pasar más de tres horas jugando y claro que la pagan por la mañana que no quieren levantarse, pero son totalmente cómplices.

 

Pues la última que hicieron, que casi me mata de un susto, al oír un golpe seco y llanto del más pequeño, me levanté en menos de un micro segundo y los angelitos queriendo mover su closet (que es de una manera muy pesada), terminaron rompiendo una de las puertas la cual se cayó sobre Marek (no pasó nada más que el susto) pero no entiendo como hicieron esto, yo apenas puedo mover ese mueble.

Ahora estamos en modo “cuidar las cosas” pues estos dos están en un momento de continua contrariedad con los mayores y el pequeño en “rompo todo” y eso sí que me molesta, los libros, sobre todo y sinceramente no sé por qué, si desde siempre les hemos enseñado a cuidarlos, la mayor nunca lo hizo entonces ¿por qué él sí? Tal vez es parte de Terribles dos, así que poco a poco voy sacando los libros de su cuarto, hasta que los cuiden, mismo con los juguetes maltratados que ya en mis intentos por hacerlos comprender, les puse la película de Toy Story para que cuidaran sus juguetes ¿algún cambio? No, ninguno.

 

La mayor te da toda una explicación de lo que pasa y el pequeño empieza con lo mismo imitando a la mayor.

¿Y en la escuela? Ahí sí que se portan bien, como angelitos, y lo mejor es que se cuidan mutuamente, Laïyna nos hace el recuento, pues Marek aún no cuenta mucho de la escuela, pero así es esto; creo que todo lo que les dejan hacer, lo hacen en casa.

Por ejemplo, dejar el pañal; en la escuela el pequeño avisa para ir al baño, mismo en otras casas, pero en la nuestra, nada, simplemente no le da la gana ¿qué sino está preparado? Tal vez, pero creo que es en parte que mide a sus padres o ¿se les ocurre alguna idea mejor?

 

Y bueno, para no variar tenemos tantos consejos de “como cuidar a nuestros hijos” que ni se imaginan (o sí), la mejor es “sepáralos en dos cuartos”, tienes que hacer así o mejor así, es la edad deberías, deberías…….y así hasta el infinito.

 

No, no los voy a separar en dos cuartos, aunque era la idea original, ellos mismos lo pidieron y la verdad me es más práctico, ya que en ocasiones la mayor arrulla al pequeño, o le canta una canción para que se duerma, si se llega a caer ella lo consuela, haciendo el papel de “hermana mayor” que le encanta, así que tenemos mejores planes para el otro cuarto: Un taller de pintura, área de trabajo, biblioteca y bueno veremos hasta donde llegamos.

¿Ustedes han pasado por esto? ¿aun con un solo niño, o dos, o más? ¿es normal que rompan las cosas? ¿es influencia de la escuela, los compañeros?

 

Gracias por comentar en el blog, me hace muy feliz leerlos y ver otros puntos de vista. Por tanto, gracias.

Share This:

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of