Pajarito, pajarito, pajarito azul, que en mis manos el tiempo no existe cuando estás tú….

Era la tonada que tarareaba Helena, le recordaba a su abuela que le contaba historias los domingos por la tarde después de comer, no era raro salir de casa de la abuela con historias en la cabeza y un montón de ideas en la cabeza.

Pero hubo una en especial que siempre habría recordado Helena hasta sus últimos días; la del pajarito azul, que se llevaba el tiempo con sus alas mientras te invitaba a viajar con él y el tiempo, pero ¿qué es el tiempo decía?  Solo un vaivén de momentos, pero si los guardas muy dentro en tu pequeño corazón Helena, puedes volver a ellos cuando quieras, decía la abuela mientras ponía ambiente a la nueva historia…pero basta ya de hablar tanto, le dijo la abuela; te contaré como conocí al pajarito azul:

Una tarde de verano, salí a caminar en medio del bosque que puedes ver a lo lejos, pero ese día no podía parar, quería ir más y más lejos…y metida en mis pensamientos vi a un pajarito azul que empezó a revolotearme en la cabeza para posarse finalmente sobre mi hombro. En ese momento miré la hora pues veía que el sol se estaba ocultando y debía volver a casa, en esa época era tan pequeña como tú refiriéndose a Helena, quien la miraba con ojos tan abiertos que parecía que se salían. Pero simplemente no pude, continuó el relato la abuela, cuando miré las manecillas, ya no estaban, no podía saber qué hora era, pero no hice más caso a eso y me fui corriendo para llegar antes de la cena.

Ya en casa, subí a mi habitación, y puse al pajarito en la mesa y dejé abierta una ventana por si quería irse…pero nunca lo hizo, se quedó conmigo siempre…

Cuando regresé lo miré y de pronto comenzó hablar, primero muy bajito diciéndome que era un regalo del “señor tiempo”, que cada vez que quisiera regresar a un momento de mi vida simplemente debería cantarle a él “pajarito, pajarito, pajarito azul, que en mis manos el tiempo no existe cuando estas tu…. Y así regresar en el tiempo como si fuera un sueño.

Helena volteó a su alrededor y le preguntó a su abuela señalando con su dedo índice hacia el patio ¿Es él abuelita? Y ella solo le respondió: Averígualo tú misma, solo tienes que cantar….

Si desean participar aquí están las reglas

 

Gracias a por participar y leerme

 

Este enlace estará abierto Una semana y no olviden el hashtag: #UnaImagenUnaHistoria

 

Aquí pueden acceder al mismo enlace para tener en sus blogs el carrusel

Share This:

Leave a Reply

2 Comments on "El pájaro azul"

avatar
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Giovanna Di Castro
Guest

Que hermoso!!!